Una experiencia a 360º

Por unanimidad después de ríos de tinta se sabe que el antídoto a la crisis es la iniciativa, la capacidad emprendedora cargada de motivación e ilusión y el convencimiento de que la calidad es un requisito indispensable para un trabajo bien hecho.

Así que hemos decidido celebrar esta locura con nuestros compañeros de profesión y amigos ofreciendo una fiesta de inauguración cargada de sorpresas y un aperitivo antes del fin de semana. Será la ocasión ideal para daros a conocer nuestro proyecto y sumar a los vuestros, nuevas y mejores ideas.

Os esperamos el viernes 7 de octubre a las 13.00 horas en “Espacio Menos 1” –  Calle de la Palma, 28 (Madrid)

Se ruega confirmar asistencia a info@360gradosculturas.com o  (+34) 650 290 890 / (+34) 679 811 783

De la explotación y otros males

Estamos en un momento de crisis, no hay dinero, no hay trabajo… no paran de repetir este refrán en todos lados: medios de comunicación, teatros, organismos públicos, empresas privadas.

No estoy negando que estamos un periodo difícil, donde es necesario un nuevo planteamiento de la economía y de las relaciones, pero este “pesimismo cósmico” sirve como álibi  a muchas personas y empresas, que se aprovechan para seguir haciendo lo que quieren y además se sienten justificados y con la conciencia limpia.

Se aprovechan del trabajo no remunerado de becarios recién salidos de una carrera, de personas que necesitan trabajar, de inmigrantes con permisos de trabajo que tienen que renovar… lo que importa es trabajar, no importa que no se corresponda a su profesión o estudios.

Es cierto, empezando como becario se aprende, se hacen contactos y es importante empezar desde abajo, empezar desde cero, pero hay un límite y no se puede pretender que “por el amor al arte” esta persona sacrifique toda su vida, porque, al fin y al cabo, todos tenemos que pagar un alquiler y tenemos la mala costumbre de comer, mínimo dos veces al día.

Estamos en una época dónde es difícil enumerar todos los problemas y las consecuencias de años de “malas practicas”, pero creo que un buen inicio sería reflexionar sobre este concepto de “explotación” nacido a finales del siglo  XX. Es tiempo que esta situación cambie, es importante aprender a valorar el trabajo del “otro”, dependiente, becario, jefe o cliente que sea….

En el sector cultural además parece más endémico que en otros.

Ni los artistas pueden pedir que con un solo “bolo” se pueda cubrir los gastos de producción, ni el comitente puede esperar que una compañía actúe de forma gratuita o pagar después de seis meses, cuando paga.

El productor, empresario, del sector que sea, no debe promocionar la gestión empresarial con salarios indignos y becarios eternos,  así mismo el trabajador no puede aceptar las menguantes condiciones de trabajo que le ofrecen, echando por tierra décadas de luchas y derechos ganados al sistema.

y para reirnos un poco… “La rebelión de los becarios” (2009)
Dirección: Jonas Grosch